Prepara tu máscara

Las máscaras de carnavales más conocidas son las populares máscaras venecianas que se realizaban con papel maché o con cuero. En un principio eran muy simples tanto en su decoración como en su diseño aunque en la actualidad resultan mucho más elaboradas, conteniendo una enorme cantidad de pedrería y de plumas.

A lo largo de la historia son diferentes las clases de máscaras que han ido apareciendo como por ejemplo la Bauta, una máscara que cubre toda la cara y cuyo color principal es el dorado. En un principio cubrían el rostro entero como hemos dicho, pero actualmente también se pueden encontrar Bautas que sólo cubren las mejillas y la nariz y que permiten comer y beber con cierta facilidad.

Otro tipo de máscara es la Moretta, que a diferencia de la anterior, tiene forma de óvalo y está decorada con terciopelo de color negro. Esta máscara se remata con un velo por lo que es la favorita de las niñas, ya que hace que parezcan unas verdaderas princesas de cuentos.

La Larva es la máscara más tradicional de todas dentro del carnaval de Venecia. Tanto por su color blanco como por su forma, recuerda a la máscara tradicional que llevan los disfraces de los fantasmas, de los arlequines o de los payasos.

Prepara tu máscara